¡NO A LA VIOLENCIA!

Esperamos que haya sido la última víctima mortal en relación con el fútbol, que pensemos las cosas antes de hacerlas por lo que pueda pasar, que una piedra mal tirada también puede matar, que hasta que las cosas no suceden no nos damos cuenta y que poco a poco marginemos a los violentos porque si no ellos acabarán con nosotros. (J.A.R.)

Acabemos con una violencia inútil que arruina la vida de dos familias, la de la víctima, y la del asesino. Descanse en paz, AITOR ZABALETA. ( F.M.)